fbpx

 

 

Christian Cisneros, Director Ejecutivo de la Cámara de la Pequeña y Mediana Empresa de Pichincha (CAPEIPI), en declaraciones exclusivas para Ecuadorinmediato.com, habló sobre la situación económica del país y los diálogos infructíferos que han mantenido con el Gobierno. De la misma manera, explicó que la falta de empleo en el sector privado es una competencia que los pequeños y medianos empresarios no pueden asumir, debido a esto, en los últimos meses se han generado cuantiosas pérdidas en el país.

Cisneros explicó que desde que se posesionó el Gobierno del Presidente Lenín Moreno han participado en varios diálogos con el Ejecutivo, han trabajado en innumerables propuestas y han entregado múltiples proyectos en beneficio del país: “Hemos participado con 1500 lideres gremiales, 1400 propuestas, estas fueron resumidas 180 y solo 2 fueron incluidas en la Ley de Fomento Productivo con un beneficio mediano a nuestro segmento. Esto se da porque existe mucho diálogo y poca concreción”.

En este sentido, explicó que la Ley de Fomento Productivo que condonó intereses, multas y recargos a los empresarios no los benefició de forma mayoritaria, sino que los grandes empresarios fueron quienes resultaron favorecidos: “Fuimos beneficiaros en número porque el 95% del tejido empresarial somos PYMES, pero con un monto menor, no superamos los USD 20 a 30 millones de dólares de remisión a nuestro segmento, pero más de USD 4400 millones de dólares de beneficio fue para los grandes grupos empresariales”.

Por otra parte, se refirió al anuncio de supuestas inversiones que entrarían a Ecuador y recalcó que ya con información oficial se conoce que el monto total a invertir es de USD 200 millones de dólares, no 9000 como lo había prometido el Ministro de Comercio Exterior: “Hemos dialogado con el Ministro Campana y entendemos que los contratos de inversión, según información oficial, no superan los USD 200 millones de dólares. Esto porque la mayor inversión que recibe el país es de México, otras son inversiones programadas, cambio de planta o ampliaciones, pero esto no genera nuevos empleos”.

El empresario sostuvo que este segmento de producción empresarial no está en capacidad de absorber a los despidos que se han generado en las últimas semanas en el sector público: “Es imposible que el sector privado genere empleo. No es que no lo queramos dar empleo, pero el 67% de nuestras industrias son familiares, nosotros no queremos desemplear a un familiar cercano. Además, la disminución de empleo en el sector público termina por impactar a las PYMES, mientras menos consumo se genera, hay menos posibilidad de incremento en las ventas y hay menos empleo, eso es un círculo vicioso”.

Cisneros aseguró que no hay como invertir, “ese es el diagnóstico, los empresarios me dicen que es imposible, que están tratando de mantener lo que tiene y buscar nuevos mercados. Me dicen que están tratando de mantener a su gente pero generar nuevas inversiones y eso está muy complicado. Nosotros decíamos que estábamos de acuerdo que llegue el sistema para dar liquidez a este segmento que son los más grandes del país”.

“Nosotros esperamos que ellos digan que van a construir nuevas plantas y emprendimientos productivos y las PYMES podríamos ser encadenadoras, pero eso no hay”. Sobre temas de producción en Ecuador afirmó que se ha disminuido.

“Nuestro mercado es pequeño y el nivel de consumo ha disminuido, porque toda la gente está en una recesión y trata de ahorrarse lo más que puede”. Cisneros explicó que el enfoque económico del Gobierno es distinto, ya no está basado en el sector público como antes.

Explicó que pasar de un modelo a otro requiere de años, “no es de la noche a la mañana y pretender que sector privado acoja las plazas que se dejan del sector público es imposible. Si se cree que a partir de las inversiones vamos a conseguir mejores resultados pues ya se está viendo la realidad. Los indicadores hablan por sí solos, no pudieron tapar más, por eso dice que se ha disminuido el empleo pleno, esto sigue siendo desempleo”.

“Si analizamos los datos reales es gente que está sobreviviendo. Nosotros recibimos carpetas pidiendo empleo, tenemos una bolsa de empleo pero el problema es que no hay demanda”.

Cisneros aseguró que las condiciones impuestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) son preocupantes en varios temas. “Uno de ellos es hacia dónde están destinados los recursos por la carta de intención. Es cierto que el dinero va al sector social pero están enfocados a un plan de asistencia social, pero con eso no vamos a reactivar la economía”.

“Es solamente tener a ese sector ciudadano creyendo que sí se están cubriendo las necesidades. Esta fórmula es histórica, lo que se trata es de tener modelos de ajuste que ayuden a un segmento, con esto simplemente lo que están haciendo es mejorando hacia arriba. Los ricos más ricos y los pobras más pobres”.

Pidió que el Gobierno demuestre en donde estas políticas han funcionado, “que hay que sanear la casa de muchos funcionarios públicos, de acuerdo, pero limitar la inversión sigue siendo una fórmula y ahora ya estamos hablando de reformas laborales, pero el empresario lo que quiere es maximizar su utilidad”.

Afirmó que si bien es importante que se de nuevas modalidades de contratación, no se deben reducir los actuales empleos. “Porque ahí se va a precarizar el tema laboral”.

Cisneros comentó que el Diálogo Nacional propuesto por el Gobierno está lleno de sugerencias, “lo que importa aquí es que se haga efectivo lo que se proponga. Hagamos una veeduría a este proceso. Nosotros hemos pedido al Gobierno nacional que se bajen las tasas de interés pero dicen que el costo de dinero es más caro”.

“A nosotros al sector productivo nos obliga a competir con mano de obra más cara y temas de inseguridad tributaria que son complejos. Nosotros no tenemos offshores y nos sentaremos a dialogar las veces que sean necesarias”.

(PF/ BGV)

Fuente: Ecuadorinmediato